Pedro López de Lerena



Pedro López de Lerena y de Cuenca, Conde de Lerena.
(Valdemoro 30 de abril de 1734 , Madrid 2 de enero de 1792)
1er Conde de Lerena, IVº Marqués consorte de San Andrés (1734-1792), Caballero de la Orden de Santiago, Ministro de Hacienda y de la Guerra.



Hijo de Don Manuel Elías López de Lerena Cuenca y de Dña Andrea de Cuenca y Humanes. Tras obtener plaza como funcionario de la Real Hacienda se trasladó a la ciudad de Cuenca, donde residió durante algunos años. Allí conoció al Conde de Floridablanca, quien lo seleccionó para desempeñar diversos cargos públicos.

Tras cursar estudios en la Universidad de Salamanca, se dedicó al comercio. El 14 de abril de 1766, siendo Caballero del Estado de Aguisados y Administrador de la Renta, fue nombrado Interventor del Pósito en Cuenca; en 1770 asumió el cargo de Contador de Propios y Arbitrios y Contador de Cuentas Reales en la misma ciudad de Cuenca e impulsó la construcción de los Baños de Aguas Medicinales de Solán de Cabras en dicha provincia. Fue también Regidor Perpetuo de las ciudades de Cuenca y Santander y Regidor Perpetuo Honorario de la Imperial Villa de Madrid.

Poco después es nombrado Superintendente del Canal de Murcia, Comisario Ordenador de Guerra, Intendente del Ejército en Mahón, donde dio muestra de su celo y eficacia, lo cuál le llevó también a ocupar el cargo de Intendente de los Reinos de Andalucía y Asistente de Sevilla (1782-1785). En 1783, en Sevilla, hubo de realizar una importantísima labor de recuperación de la ciudad tras una tremenda inundación, por ese motivo se denominó a una de sus calles "Calle de Lerena".

Tras el fallecimiento de Miguel de Múzquiz y Goyeneche (Conde de Gausa), el rey Carlos III le confirió la Secretaría de Estado y del Despacho Universal de Hacienda de España e Indias el 25 de enero de 1785.

Asumió interinamente el Ministerio de Guerra, al frente del cual hubo de permanecer varios años hasta que él mismo solicitó al Rey el 9 de mayo de 1787, que le exonerase, pues el Ministerio de Hacienda requería toda su atención; el rey accedió a la petición de Don Pedro López de Lerena y nombró a Don Jerónimo Caballero Ministro de la Guerra el día 22 de junio de 1787. A modo de curiosidad, Don Pedro López de Lerena solicitó autorización para firmar la gran cantidad de Documentos que corresponde a sus cargos como Pedro de Lerena, simplificando así esta labor, a lo que el rey accedió por decreto del 3 de marzo de 1785.

En el mismo año 1787, según decreto del 8 de julio, se estableció la llamada Suprema Junta Ordinaria y Perpetua del Estado, de la cuál formó parte el Ministro López de Lerena junto al resto de Ministros del Reino. Esta junta se puede considerar como el Origen del Consejo de Ministros de España. Fue también, don Pedro de Lerena, Virrey de Chile (1788), fue sustituido poco después por el Virrey Lemos.

José Suárez - Óleo sobre lienzo 1788

Tras el fallecimiento de S.M. el Rey Don Carlos III en diciembre de 1788, Don Pedro López de Lerena, que era también Notario Mayor de los Reinos de Castilla y de León, ejerció como testigo en los actos fúnebres correspondientes y en los Testamentos de S.M.

El rey Carlos IV le confirmó como Ministro de Hacienda, cargo en el que permaneció hasta su fallecimiento el 2 de enero de 1792, entonces fue sustituido por el bilbaíno don Diego de Gardoqui y Arriquibar. Fue además nombrado Consejero de Estado en enero de 1789, mostrando así el rey gran consideración hacia el Ministro Lerena.

Durante el reinado de Carlos IV, en el año 1791, don Pedro López de Lerena promovió la navegación de los barcos españoles en torno a unas islas de Canadá, las islas Denman; por ese motivo se llamó a dichas islas "Islas de Lerena", nombre que fue modificado en 1850 por el de "Hornby Islands" o "Denman Islands".

Don Pedro López de Lerena había sido nombrado Conde de Lerena el 10 de marzo de 1791, quedando cancelado en este acto el título de Vizconde de López que ostentaba hasta entonces. En ese momento era también Marqués de San Andrés de Parma.

Desde su cargo de Ministro, López de Lerena contribuyó a mejorar su localidad natal, Valdemoro, disponiendo que se fundara en ella una escuela municipal financiada con su dinero y que se dejara estudiar gratuitamente en ella a los pobres. Como muestra de agradecimiento, su pueblo denominó a las escuelas "Don Pedro López de Lerena" y le dedicó una de sus plazas, "Plaza del Conde de Lerena". También embelleció Valdemoro, encargando tres lienzos a Mariano Salvador Maella para decorar el altar de la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción del municipio. Éste falleció antes de realizar las obras y Pedro López de Lerena decidió encargárselas a Francisco de Goya y Lucientes y a los hermanos Bayeu, Ramón y Francisco.

Pedro López de Lerena contrajo matrimonio en tres ocasiones. En primer lugar con Doña Isabel Martínez Moral; tras el fallecimiento de ésta se casó con Doña Juliana de Lomas, y tras enviudar de nuevo, casó con Doña María de la O Josefa Teresa Piscatori Díaz de Lavandero, Marquesa de San Andrés de Parma, quien era nieta de Mateo Pablo Díaz de Lavandero y Martín de Córdoba, Marqués de Torrenueva, que había sido Ministro de Hacienda, Marina e Indias entre 1736 y 1739.

Retrato de la IVª Marquesa de San Andrés
Agustín Esteve - Óleo sobre lienzo

Tras su fallecimiento el 2 de enero de 1792, debido a un grave ataque epiléptico, apareció la siguiente reseña en la Gaceta de Madrid:

"El 2 del corriente falleció en esta Corte a los 57 años, 7 meses y 28 días de edad el Exc.Sr. Don Pedro López de Lerena, Secretario de Estado y del Despacho Universal de Hacienda de España e Indias, gobernador del Consejo de Hacienda, Presidente de sus Tribunales y superintendente general de rentas, fábricas y casas de moneda. Sirvió a Su Majestad con el celo, actividad y acierto que es notorio por el tiempo de 26 años en varios empleos y comisiones del real servicio, entre los cuales merecen particular memoria la intendencia del ejército que tomó el castillo de San Felipe en Mahón, la del ejército de Andalucía y del que bloqueó a Gibraltar, y la asistencia de Sevilla en que hizo servicios muy distinguidos, especialmente en esta ciudad con motivo de la extraordinaria riada que ocurrió en ella a fines del año de 1783. En 25 de enero de 1785 fue nombrado Secretario de Estado y del Despacho Universal de Hacienda, que obtuvo hasta su muerte, y también se le confirió interinamente la Secretaría de Estado y del Despacho Universal de la Guerra, que desempeñó con real aprobación hasta que el rey padre se dignó a admitir la renuncia que hizo de ella después de haberla servido por espacio de dos años y medio. En estos difíciles y otros delicados encargos del real servicio, y en el despacho de los negocios de Hacienda de Indias, que se le agregaron por Real Decreto de 25 de abril de 1790, acreditó la misma inteligencia que había manifestado en sus anteriores comisiones."

Don Pedro López de Lerena publicó entre otros libros:
Memoria sobre las Rentas Públicas y Balanza Comercial de España, Madrid (1789-1790), ISBN 84-7196-851-7.
Reglamento General de las Reales Fábricas de Cristales de San Ildefonso, (1787) ISBN 84-404-6408-8.

Cabe destacar que la influencia del Ministro Lerena en el Ministerio de Hacienda se prolongó durante décadas tras su propio fallecimiento, pues es fácil ver a numerosos miembros de la familia López de Lerena que han sido funcionarios de la Real Hacienda a lo largo de los años, Don Pedro, Don Santos y Don Sebastián López de Lerena Ortega, Don José y Don Julián López de Lerena Sánchez, Don Ángel López de Lerena Hermosa, Don Ignacio López de Lerena Carrero, Don Julián López de Lerena Rodríguez-Matamoros, entre otros muchos miembros de esta familia.

Genealogía

No hay comentarios:

Publicar un comentario